Te revelamos los 3 pasos que forzarán a tu cuerpo a quemar la grasa extra

La cetosis es un proceso natural a través del cual el organismo quema la grasa acumulada para utilizarla como combustible. Uno de los primeros requisitos es reducir la ingesta de carbohidratos
Existen distintas formas de quemar la grasa extra. Una de ellas es la dieta cetogénica en la cual se dejan de comer carbohidratos obligando al cuerpo a entrar en un proceso metabólico llamado cetosis.
En la cetosis el organismo se ve obligado a quemar las grasas en búsqueda de una fuente de energía, sea esta la que está acumulada en el cuerpo o la que se ingiere.
Cuando esto sucede el hígado comienza a producir los cuerpos cetónicos, que se encargarán de suministrar energía al corazón y el cerebro.







1. Reduce la cantidad de carbohidratos que consumes
El primer paso para quemar la grasa extra es reducir al mínimo el consumo de carbohidratos, no pudiendo pasar de 15 o 20 gramos al día.
De esta manera el organismo no puede utilizar la glucosa o azúcar como fuente de energía y entra en un estado excepcional en el cual obtiene la energía que necesita para funcionar de los ácidos grasos y las grasas que ya ha acumulado.
El glucógeno, que no es otra cosa que la glucosa almacenada en el hígado y los músculos, dejará de ser una reserva para convertirse en el principal origen de la energía que se comenzará a utilizar para llevar a cabo las actividades cotidianas.
En los primeros días es común sentir cansancio y hasta mal humor como parte del proceso de adaptación a la poca ingesta de hidratos de carbono.
2. Incluye el aceite de coco en tu dieta para quemar la grasa extra
La segunda recomendación para quemar la grasa extra con ayuda de la cetosis es incluir el aceite de coco en la alimentación diaria.
Este aceite contiene unas grasas llamadas triglicéridos de cadena media que son absorbidas rápidamente.
El hígado convierte estas grasas en cetonas, que son un excelente fuente de energía.
De hecho, este aceite posee ácido láurico que ha sido suministrado a niños con epilepsia para llevarlos a la cetosis sin necesidad de reducir su ingesta de carbohidratos.






3. Otro paso para quemar la grasa extra es incluir grasas sanas en la dieta diaria como:
-Aceite de oliva
-Aguacate
-Aceite de coco
-Mantequilla
Tan solo recuerda que esto debe hacerse con mesura porque, si la intención es perder peso, ingerir demasiadas grasas supone un aumento de las calorías consumidas diariamente.
Además, es importante que las grasas que elijas sean lo más naturales posible para minimizar la ingesta de productos químicos.

*Ventajas de la cetosis:
Se pierde peso de manera rápida por el uso de la grasa almacenada como fuente de energía. No obstante, no es muy marcada la diferencia si se compara con una dieta baja en carbohidratos.
Ayuda a metabolizar mejor los hidratos de carbono cuando estos son incluidos nuevamente y de manera paulatina en la dieta.
Con la cetosis el cuerpo aprende a usar las grasas de manera más eficiente y este efecto se puede mantener en el tiempo.
La dieta cetogénica tiene un efecto saciante. Los niveles de ansiedad que nos hacen comer en exceso se ven reducidos, ya que se incluye un mayor número de grasas saludables en la alimentación diaria.

Aunque quemar la grasa extra sea una de tus preocupaciones, debes tomar en cuenta que toda dieta siempre conlleva algún riesgo.
Aunque la dieta cetogénica es muy natural y en realidad te enseña a comer bien, podría ocasionarte algunos efectos secundarios por los cambios que requiere en tu alimentación.
Los efectos secundarios más comunes son:
Mareos y dolores de cabeza. Este efecto se presenta después del tercer día y ocurre porque el cerebro necesita glucógeno para funcionar.
Si bien los cuerpos cetónicos harán que funcione, en el proceso de adaptación puede haber mareos al levantarse o moverse con rapidez.
Mal aliento o sabor metálico en la boca. Es común por la alta presencia de cuerpos cetónicos en el organismo al tratar de quemar la grasa extra con este método.
Orina con olor muy fuerte. Su causa es la liberación de cetonas a través de esta.
Sudor excesivo. Al igual que la orina, el sudor excesivo es una de las formas en la cual el cuerpo elimina los cuerpos cetónicos.
Pérdida de calcio. Existe una relación entre el alto consumo de proteína y la pérdida de calcio a través de la orina.
Esto se debe a la cantidad de ácidos necesarios para digerir las proteínas, ya que la estabilidad ósea es muy sensible al equilibrio ácido-base del organismo.
Para evitar el problema debes asegurarte de incluir un suplemento de calcio.